17 dic. 2010

Tristeza

Esa persona que dejó un vacío inmenso que se llenó a rebosar de tristeza, que se inundó mi corazón tapando la felicidad. En el momento que la necesitabas más que nunca, te dejó indefenso y los ánimos que te daba se quedaron atrás. Nadie te comprende los de alrededor solo tienen motivos para estar feliz entonces te sientes culpable. ¿De qué? No lo sabes, quizá esa persona lo sepa pero jamás volverá.
Amargo destino, ese dios de ahí arriba, mándame alguna señal porque la angustia de aquel que te llevaste reside en mi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario