8 dic. 2010

Ficción

Parece que se va, parece que nunca vuelve, parece que me olvida y no me entiende.
Parece él quien quiere, parece que soy yo la que lo retiene.
Parece que lo consigue, parece que se acerca, parece que cambia de pareja.
Parece que no quiere, parece que me rechaza y parece que tiene agarrada.
Parece que lo desprecio, parece que me da miedo.
Parece el más bueno, parece que solo es él y parece que es el otro también.
Parece que no me quiere, parece que me anhela.


Parece tantas cosas que no distingo entre realidad o ficción. Dime que puedo hacer, dime cómo se debe de interpretar este mal porque la locura me acecha y quema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario