14 dic. 2010

Supongo


Las palabras ya están escritas y la voz se apagó, lo pasado ya está hecho y no se volverá a repetir. Jamás hagas las cosas pensándolas tanto tiempo porque te agobiarás y no sabrás. El saber, ese bien preciado que todos desean tener y lo que yo hubiera dado por tener un poco más de madurez. Esa mirada fue la que me hizo ver todo lo que hice y en todo lo que fallé, entonces en ese momento me quitó la venda de los ojos y en vez de sentirme libre como yo esperaba, me encarcelé en esta jaula, marchita en el que sólo me queda una esperanza. Sólo ese día, quizás, me liberaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario