26 jun. 2014

Bucle


Demasiadas palabras vacías y sucias que sin sentido van dando forma a un mundo ficticio e irreal pero que sirven de consuelo de una desgraciada existencia que no lleva a ninguna parte. Como una marea se va en masa a la deriva dejando que el suave movimiento ondulatorio se lleve a alguna parte los sentimientos que por uno mismo fluyen. Quizás haya tormentas y la calma se vuelva gris y turbulenta pero todo tiene un final, sea un mar abierto y nuevo o sea una roca escarpada y quejumbrosa, todo dependerá de la moneda que en el aire se encuentra dando vueltas sin parar. Cara o cruz. Un horizonte en tus manos o añicos en tus pies.
Espero que todo vaya bien.

1 may. 2014

De mi privilegiado. P.S.

A la noche se empiezan
a encender las preguntas.
Las hay distantes, quietas,
inmensas, como astros:
preguntan desde allí
siempre
lo mismo: cómo eres.
Otras,
fugaces y menudas,
querrían saber cosas
leves de ti y exactas:
medidas
de tus zapatos, nombre
de la esquina del mundo
donde me esperarías.

Tú no las puedes ver,
pero tienes el sueño
cercado todo él
por interrogaciones
mías.
Y acaso alguna vez
tú, soñando, dirás
que sí, que no, respuestas
de azar y de milagro
a preguntas que ignoras,
que no ves, que no sabes.
Porque no sabes nada;
y cuando te despiertas,
ellas se esconden, ya
invisibles, se apagan.
Y seguirás viviendo
alegre, sin saber
que en media vida tuya
estás siempre cercada
de ansias, de afán, de anhelos,
sin cesar preguntándote
eso que tú no ves
ni puedes contestar.

Lo siento por calentaros y la cabeza y sobretodo por mi bordería.


Bang

¿Hablo?
¿De verdad queréis que hable?

Si hablo, si digo todo lo que pienso estoy segurísima de que ni a vosotros ni a mi me va a gustar. Tampoco es que en este mismo instante e importe lo que penséis porque por mi cabeza sólo pasan cosas negras. Me dan ganas de correr y llorar y pegarme con todo lo que esté a mi alrededor y rajar con un cuchilla la cara de todo el mundo que se me cruce. Soy bestia, lo admito y cuando estoy en caliente no hay quien me quite la mala hostia. ES muy fácil, o no me habláis y me dejáis en paz de una puta vez o me lio a gritaros y a echar en cara todo lo que llevo acumulado, por pequeño e insignificante que sea, lo escupo, pero lo escupo con asco y desde el fondo de mi pecho.

Si hablo, me voy a encontrar sola, lo sé, más sola que la una porque hablaré desde mis pensamientos y gritaré si me da la gana y aunque no lleve la razón, me la sudaría porque estoy tan harta que me da asco todo. Me da asco ahora, me da asco estar incluso aquí escribiendo porque sé que ni siquiera estoy escribiendo decentemente.
Y eso, que estoy sola, si. De verdad que parecía que había aprendido pero mira tu por donde, pero mira tu por donde, parecía que la situación iba a cambiar pero no. Todos, absolutamente todos sois iguales. Asquerosos, egoístas y sobretodo y ante todo, hipócritas. Sí, es así y quien lo niegue es que está ciego y es gilipollas sinceramente.

Mirad, nadie se salva. No he encontrado a nadie que se salve de ser imbécil, de verdad que escribiendo esto y pensando como pienso, yo también soy una imbécil que se cree diferente; por esto mismo siempre digo que la sociedad es una puta mierda y sí, yo también formo parte de ella. Y lo repito, todos me dais asco. Ojalá alguien se salve. Ojalá. Pero no. Todos somos de barro sucio.
Debí de haber aprendido, mira que me lo digo siempre incluso yo se lo digo a los demás, y sin ningún problema lo digo todo a quien sea y como sea, me da igual.

Mirad, ya me he cansado de pensar y seguir teniendo estos pensamientos que me agotan y me hacen desconfiar más y más de todo el mundo y de mi misma, así que aquí lo dejo payasos. Porque sois todos unos payasos.

20 mar. 2014

Soy un desastre emocional.

Soy tristeza.
Soy noche.
Soy alcohol.
Soy sangre.
Soy río.
Soy dolor.
Soy insomnio.
Soy hielo.
Soy color.
Soy sombra.
Soy ceniza.
Soy ardor.
Soy cuchilla.
Soy hueso.
Soy locura.

Soy caos en su completo significado. Ya ni me sé expresar.

La suerte está echada


Qué sentir cuando todo te da vueltas. cuando no sabes por donde coger el mantel para que nada que haya sobre el se caiga, se rompa y todo quede hecho añicos. Poco a poco la tensión aumenta y tambalean todas esas frágiles copas. El agua del florero se desborda con cada tirón que se le pega. Tiembla y suena pero nada se llega a caer. Siempre en continua tensión.
Dura y fría es la situación, todo está congelado, tanto que hasta puedes oír como se va formando el hielo. Crruje y aumenta. Es un sonido de estos sordos que se te corta la respiración, propio de las escenas de suspense, un sonido hueco, duro y oscuro que se repite en tu mente una y otra vez llegando a confundir si lo que escuchas es real o es pura imaginación.

¿Ahora qué es lo que tengo que hacer? Todo me da vueltas, sigo sosteniendo ese mantel, con la punta de mis dedos, entre mis callosas yemas curtidas del aguante. Hace ya tiempo que ya no sangran. Ya lo hicieron una vez pero han aprendido la lección y las gotas no caen al vacío. Una gran corteza de cicatrices y durezas las cubren pero sin embargo, aún recuerdan ese dolor intenso, de hecho, lo están viviendo de nuevo. ¿Ahora qué deben de hacer? Al fin y al cabo, pasará, se olvidará y se endurecerán de nuevo, pero mientras duele, y duele tanto que es imposible soportarlo psíquicamente.
Mareos, vómitos y náuseas. Muchas náuseas. Miro los vasos, toda la comida bien servida, casera, hecha con amor, elaborada tras largas horas de horno. Los ingrediente puestos en su sitio, cuidados hasta el más mínimo detalle. Es precioso.
Un comensal se sienta a la mesa, le encantan todos los colores que se funden con ese intenso aroma apasionado mezclado con chispas de un blanco infinito, puro e inocente. Él está encantado. Sus ojos brillan e incluso llora de la alegría. Encontró todo lo que buscaba.
Se dispone a comer, un tirón de mantel. Pincha con su tenedor, un tirón de mantel. Corta cuidadosamente cada uno de sus bocados y un tirón de mantel. Él busca el agua, ya no hay tirón de mantel... El agua, el elemento fundamental que un comensal sediento necesitaba, no estaba. Prece que quedaba algo por ahí, de mala calidad, pero no es presentable.
Ahora todo está perdido, la oportunidad de mi vida en un plaf se fue. Ahora estoy entre tirar, romperlo todo, hacer añicos la vajilla, la comida deliciosa, el vino y los cubiertos.
Soltar no me servirá de nada.
No sé qué hacer o cómo sentirme. Soy algo inestable que al parecer no tiene dotes para poner una simple mesa bien puesta. Aturdida sin rumbo y sin poder expresarme. Lo que me vale es el silencio. Mi gran amigo el silencio. Siempre con él. Juntos nos comprendemos: me da calor, me abraza, me mima, me seca mis ríos, me da música y a la vez escucha mi alma.
Silencio.
Sí, permaneceré en silencio hasta que el comensal se largue. No ofreceré nada más. Cuando se vaya, entrará alguien, no encontrará agua y se irá. Así será mi vida. Como un tren seré en el que muchas personas se subirán, y se bajarán. Seré vehículo y me olvidarán.
Hay que reprimirse, no hay más. Ahora lo dicho está.


27 dic. 2012

DOS MIL TRECE

Llevo tanto tiempo sin surcar estos mares de letras que ya casi ni me acuerdo cómo se hacia, la esencia que tenía poco a poco noto que se va apagando y no hago nada por volver a encenderla. La miro, la recuerdo como una etapa ya pasada, apenas toco una página, me duermo antes de pensar en nada. Estoy demasiado cansada de mi vida, de tanta rutina y metas inalcanzadas. No quiero que suceda esto que ahora mismo es un presente claro y duro, que dejará mella, seguro, pero al menos me abrirá los ojos y me enseñará que es lo que no hay que volver a hacer. Con motivo de este gran dos mil trece, y por ser el año con mi número favorito de la suerte, empezaré haciendo una lista de propósitos y despropósitos, uno para cada mes a cumplir, más o menos esta será mi regla general, aunque seguro que con lo indecisa que soy, variará.
Por supuesto, los iré subiendo día tras día. Este será mi propósito antes de que acabe este polémico 2012.

13 dic. 2012

Desconecta

¿Por qué no nos paramos a respirar y a apreciar lo que de verdad nos rodea, lo que hace que la vida merezca la pena vivirla?


4 dic. 2012

Sin vuelta atrás

¿Sabes qué? Cuando todo lo que has odiado se va, una parte de ti vuela a su lado. Lo que creías que estabas mejor sin ello, que no soportabas ni mirarle a los ojos y deseabas que marchara de una de una vez por todas, te das cuenta de la gran estupidez que cometiste al dejar que se alejara. Es una lástima sentir que todo a lo que un día perteneciste, se va difuminando en la las sombras sin dejar rastro alguno, el calor que transmitía, poco a poco notas como se desvanece entre la nada, por que ya no existe, fue cosa del pasado, ahora lo que importa es el presente y este presente no es otra cosa sino las consecuencias de tus acciones anteriores. Puedes pensar si todo estaba escrito para que sucediese como hasta el momento está haciendo. Te cuestionas qué pasaría si tu modo de actuar hubiese sido de otra forma, pero nada, caes en la cuenta que de todos modos, hubiera tenido el mismo final, porque no sabes en la situación en la que te encuentras hasta que pierdes todo. Entonces, ahora estas sola, agachas la cabeza y empiezas recordando uno por uno todos tu fallos, mentiras, miradas y pensamientos de lo que te arrepientes. Intentas volver como si no hubiese pasado nada, pero aunque el pasado no exista, sigue estando en tu memoria, marcado con un sello hirviendo en tu pecho. No es tan fácil hacer un jarrón añicos y después volver a pegarlo de nuevo...

2 dic. 2012

Empecemos de nuevo.


Es verdad que necesitaba un tiempo para descansar en estos caóticos meses, aunque descansar no sea la palabra adecuada, pausé durante largos días. Ahora, retomo el teclado y no sé por dónde empezar, han pasado tantas cosas y han cambiado otras cuantas que ya confundí cuál era mi posición ante lo que siento y escribo. Ahora que noto las letras entre mis dedos, empiezo buscando de nuevo, en lo más profundo que pueden llegar mis manos y hasta donde puede llegar la luz, cada rescoldo y esquina que sigo teniendo. No será fácil, tendré que obligarme a mí misma recorrer cada día un paso hacia la oscuridad inexplorada.

6 oct. 2012

Un pequeño fragmento

Esa noche me quedé en vela, mis pensamientos no veían ninguna luz clara. Por la mañana aparecí como de costumbre en aquel banco, estaba lloviznando, y ahí él también estaba. Sentados los dos, empapados, hice el amago de hablar pero el hombre me cortó: " A veces las palabras sobran y tienes que abrir los ojos aún más. La gente valora más los hechos que las simples palabras y es que muchas veces no nos damos cuenta del mundo que queda por construir. Los discursos llegan a entrar en la gente porque alguien se despierta, abre los ojos y se sorprende de lo que le rodea, entonces, deja a su pluma escribir. Antes creía que Dios era muy injusto al dejar invidentes a miles de personas, pero en ese mismo instante, noté cómo se quitaba una gran venda de mis ojos, los verdaderos, los de mi corazón, los que sienten y pueden juzgar. Abre los tuyos y no hables tantas banalidades. Siente el paisaje que tienes a tu alrededor. Abre todos tus sentidos y observa cómo cada color, susurro y perfume de este tranquilo canal entra en ti. Muchas veces este silencio dice más que todas las historias que han salido por tu boca"

31 ago. 2012

Mucho más que hablar, poco más que decir

Orgullo y prejuicio, grandes palabras. Todos hemos sentido ese tipo de sentimientos, desde el principio de los tiempo hasta la actualidad pasando por todo tipo de clases, durante todas las épocas; sea mal visto, despreciable o incluso tan honroso como unos principios. Toda la humanidad ha vividos dichos sentimientos y es que pueden cambiar las costumbres, la manera de pensar, las modas e incluso la inteligencia pero nunca podremos arrebatar al hombre lo que le hace hombre.

30 ago. 2012

Cambiando de tema...


... ¿Qué es un beso sino algo cotidiano?

INSENSATEZ

Dime qué vale la pena para hacer lo que estas haciendo, dime qué bueno has sacado, si te ha durado mucho la felicidad y la evasión que tanto ansiabas, ¿ten mal lo pasabas? ¿tal infierno era el que vivías para echar por la borda así tu vida? Entonces, dime de qué te ha servido tanta pasión y fantasías, tantos ratos desperdiciados en hacer tonterías. Dime qué vales tú ahora cuando el tiempo pasa y los momentos se acaban, cuando se apagan las risas y los restos arrasan, cuando estas solo tirado en la cama sin poder pensar, ordenar tus recuerdos o incluso mediar palabra. Dime por qué malgastaste y torturaste tu cuerpo, dime de qué te sirve ahora tu inteligencia si no sabes usarla, dime  cuántas peleas y mentiras, cuánta ira y furia tendrás que descargar para saciar tus lágrimas. Dime cuánto tiempo tendremos que esperar para sentir lástima.

23 ago. 2012

Un bolígrafo


Algo tan simple como coger un bolígrafo y ponerte una calurosa noche de verano a escribir, puede significar un mundo, un mundo peligroso que puedes caer fácilmente dejándote llevar por esas ramas entrelazadas que son las ideas. Al principio es algo ocasional, por pura y simple curiosidad. Como ingenuo vas dando rienda suelta a tu imaginación, mirando de allí y allá aprendiendo poco a poco a desenvolver tu yo personal. Le pillas el gusto, entonces te lanzas a saborearlo. Sigues escarbando poco a poco y te vas dando cuenta que tenías un universo encerrado, entonces, tus pupilas se dilatan y quieres más. Buscas cada rincón inexplorado y lo plasmas con tinta en tu libreta. Le vas dando forma, tallas tu precioso diamante en bruto, pero aún te faltan los detalles. Obsesionado miras cada pequeña palabra que significa parte de lo que eres, le tienes tanto aprecio a cada una de ellas que te tiras las noches sin dormir, oyendo de lejos un reloj de bolsillo encima de la mesa. Tus dedos no dejan de articular. Un buen y desdichado día, te paras en un pozo oscuro y ves algo que brilla. Nunca antes habías conocido cosa igual. Al lado ves una advertencia que pone: NO PASAR. Te preguntas, te mueres por saber que se adentra en aquel foso que nunca conociste. Coges una cuerda y te dispones a bajar. Conforme bajas, sientes el calor que desprende aquel tesoro encadenado. Bajas y escuchas como voces de cal y canto que resuenan en tu cabeza una y otra vez. Tus dedos están entumecidos y la oscuridad allí es perpetua. Bajas y sientes sus latidos que te llaman, pero apenas puedes seguir, te llaman los de arriba desde hace mucho tiempo y producen un terrible dolor de cabeza pero ya te has involucrado demasiado, no puedes dar marcha atrás, has arriesgado mucho, estas tan cerca que puedes notar su aliento, tan sólo un paso más. De repente, la cuerda se rompe y caes de espaldas. Miras hacia los lados, lo ves, lo tocas. Ya lo has conseguido. Ahora permanecerás sepultado en el agujero de tu alma, sin esperanza de salir.

Está crujiendo

Pero, ¿qué es lo correcto? ¿Qué dirección coger en el camino cuando nada es lo que parece, cuando todos se disfrazan de carnaval? Dime que hago si apenas conozco la vida, si no me conozco ni a mi misma.

20 ago. 2012

Está crujiendo

Miedo de dar un paso en falso, de sentir como re el suelo y desmoronarme con el tiempo, caer al vacío, ver como la tenue luz que tenia se me escurre entre mis dedos dejándola allí arriba mientras sigo bajando. Dar vueltas y vueltas tanteando el terreno, intentando encontrar algún camino perfecto, en el que me sienta holgada sin ningún tipo de resentimiento. Miedo de echar a perder todo lo que he conseguido,  destrozarme como persona, ir como espuma al mar, como el humo al viento.
Todo recuerdos pasan por mi mente, sufro pero me dan fuerzas para seguir adelante. Tan solo es miedo a hacer lo correcto...

9 ago. 2012

Se Busca

La suerte viene, la suerte va, el destino decide, el destino esta escrito. La suerte te la encuentras en el camino, a veces va hacia a ti, a veces se desvia, tenemos flores en el culo desde que nacemos, o tenemos un mal de ojo encima. Nuestro camino se tuerce segun andamos, miramos atras y vemos que zigzags hemos dejado. Discrepo senoria.


Nosotros, inteligentes y sabios, construimos nuestro dia, le damos forma, color, brillo, enceramos y volvemos a darle brillo. Nosotros dibujamos nuestro propio camino, sin instrucciones, vamos divagando buscando nuestro sitio, no importa cuanto dure o cuanto pases para conseguirlo. Nosotros tenemos la llave de cada puerta cerrada o abierta, la tenemos, tan solo hay que buscarla en ese cajon viejo donde se esconde el manojo de llaves de todas clases. Cada momento, cada segundo, se decide tu destino, la suerte esta en todas partes, tan solo tienes que coger los ingredientes perfectos para la gran pocima, tan solo tienes que buscarla. Nada viene por sus propios pasos, nosotros creamos, abrimos caminos. Nosotros somos los que luchan, los que crean la suerte, los que son afortuandos, los que eligen saltar los baches, los que son buscones.
El camino hacia la felicidad, se busca en cada esquina, debajo de cada piedra, y cuando menos te los esperas ves asomar esas 4 pequenas hojas escondidas timidamente buscando a alguien a quien ayudar.

28 jun. 2012

Tatuaje a fuego

Qué duro es mirar atrás, qué fácil es romper en lágrimas,qué amarga es la despedida cuando sabes que no hay mañana.
Qué penosos son los momento, qué triste es lo pasado, qué difíciles son los recuerdos cuando sabes que todo ha acabado.
Cuántos días vividos, cuántas conversaciones inacabadas, cuántos versos escritos se quedarán grabados en mi alma para ser siempre recordados dibujándome un sonrisa en mi cara.