2 dic. 2012

Empecemos de nuevo.


Es verdad que necesitaba un tiempo para descansar en estos caóticos meses, aunque descansar no sea la palabra adecuada, pausé durante largos días. Ahora, retomo el teclado y no sé por dónde empezar, han pasado tantas cosas y han cambiado otras cuantas que ya confundí cuál era mi posición ante lo que siento y escribo. Ahora que noto las letras entre mis dedos, empiezo buscando de nuevo, en lo más profundo que pueden llegar mis manos y hasta donde puede llegar la luz, cada rescoldo y esquina que sigo teniendo. No será fácil, tendré que obligarme a mí misma recorrer cada día un paso hacia la oscuridad inexplorada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario