23 dic. 2011

evasión

No soy ninguna romántica empedernida, ni lo quiero ser. No quiero convertirme en lo que me estoy temiendo. Necesito cambiar de aires, escaparme a algún lugar. Ponerme los cascos, cerrar los ojos y poder encontrarme conmigo misma, preguntarle que quiero ser, que es lo que espero para mí y hasta dónde voy a llegar. Lo que no sé seguro es si lo sabrá.


No hay comentarios:

Publicar un comentario