9 ene. 2011

Su historia final


Algo tan profundo no se puede esconder. Entonces en la hora perfecta, el día perfecto, en el momento justo hubo algo. La chispa que tanto tiempo estuvo una y otra vez encendiéndose y apagándose, explotó en unos hermosos fuegos artificiales de todos los colores. Ese precioso tiempo que se congeló para ellos, que solo estaban sus caricias y ellos. Escalaban ansiosos hasta el final de la pirámide para poder encontrarse. Llegó.
Tras varias salidas ella se dio cuenta de que sólo era él, a quien tanto esperaba, sólo era él a quien tanto añoraba no era otro.
Aquella noche no muy lejana, se le acercó, la cogió por las manos, se sentaron. "Tranquila mi vida"
Es verdad, era su vida y quería tenerla para siempre. No quería soltarla nunca, solo para él. Ella le miró a los ojos y un "no puedo esperar más" salió de sus labios. Fundidos en un abrazo que nunca quiso acabar. El final feliz que esperaban se hizo realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario